Autoestima, Psicología, Sin categoría

Autoestima: ¿Qué es y cómo puedo mejorarla?

La autoestima, es un concepto del que muchos hablan pero que pocos logran entender y definir con propiedad. Vemos constantemente librerías repletas de libros que nos envían el mensaje “Amate a ti mismo” sin explicar cómo o por qué debemos hacerlo, y naturalmente ofrecen mil actividades que muy pocas veces nos resultan efectivas.  Para ir comprendiendo mejor este Constructo Psicológico de una manera más adecuada, debemos definir  primero a qué nos referimos por Autoestima para luego conocer sus mecanismos y los efectos que estos implican para nuestro estado de ánimo.

“Nadie puede volver atrás y comenzar algo nuevo, pero cualquiera puede comenzar hoy y crear un nuevo futuro. No debo juzgarme a mi mismo a través de los ojos de los demás.” Sally Field

Conceptualización

El autoestima, es el conjunto de actitudes, afectos y juicios dirigidos hacia nosotros mismos. Ésta es la clave “Hacia nosotros mismos” no la perdamos de vista. El Autoestima es ese proceso que aplicamos frecuentemente a muchas personas que conocemos, al evaluar sus actos, justificarlos y analizarlos, simplemente que este proceso es dirigido desde nosotros mismos hacia nosotros mismos.

 Los Mecanismos de la Autoestima

Ahora bien, descompongamos un poco más el concepto de Yo para comprenderlo más profundamente y saber como funciona el autoestima analizando el proceso desde dos grandes posturas: La Cognitiva y la Psicoanalítica. 

Cognitivamente, podemos imaginar una esfera, ésta esfera será nuestro YO, o yo global…. ahora que hemos imaginado esta gran esfera, dividamosla en dos: la primera parte es el “yo conocedor” esta parte del yo es un proceso activo, una acción de conocer, una parte activa, por lo tanto, hay una parte pasiva, y a esta parte pasiva le llamaremos “yo conocido” es la parte que resguarda todos los conocimientos acerca de nosotros mismos, lo cuál podremos comprender mejor en el siguiente esquema:
Yo Conocedor ———> Yo Conocido
Por lo tanto llamaremos autoestima a toda valoración afectiva del yo conocedor hacia el yo conocido.
Otra forma de comprender este proceso, es desde el punto de vista psicoanalítico, según el cuál debemos tomar en cuenta tres instancias: El yo, el yo Ideal y el Superyo. En resumen conocer estas tres instancias nos interesan porque el Yo siempre tenderá a convertirse o aspirar a ser lo que el Yo Ideal demanda, imaginando al Yo Ideal como una imagen perfecta que puede incluir desde una vocación, un color de piel, un tono de voz, ideales por seguir, etc hasta niveles sociales y comportamientos morales. Ahora bien, agreguemos a esta historia del Yo que se quiere convertir en su Yo Ideal, las funciones del Super Yo. Y es que el Super Yo es una instancia interna que habita la psiquis del ser humano (intrapsiquica) cuya función será la de segregar en el mundo interno el orgullo de acercarse o actuar conforme al Yo Ideal o bien hacer al individuo sentir desprecio hacia sí mismo por alejarse del yo Ideal o de los ideales morales con los que se mide a sí mismo.

Yo …………..> Yo Ideal ——— > Super Yo

Orgullo o Desprecio del sí mismo

 Aclaración: La autoestima, o valoración de sí mismo puede ser positiva o negativa…. como todo lo existe sobre este mundo, la autoestima está polarizada. Cabe aclarar que lo sano es: mantenerse en ciertos parámetros en los que los juicios a nosotros mismos sean suficientemente fundamentados como para enfrentar con buena actitud nuestros errores y defectos, así como también para poder aceptar lo que hacemos bien con una sonrisa y buena actitud. Por el otro lado, lo patológico o enfermizo sería: poseer una percepción de sí mismo como alguien con una superioridad moral intachable, actitud que nos cause dolor al alejarnos de los demás por creernos mejores que ellos causando en nosotros actitudes sumamente estrictas y punitivas hacia los demás, o también tener un autoconcepto tan negativo y pobre de nosotros mismos que nos dirija a un largo estado depresivo.

Como has podido ver, los mecanismos de la Autoestima son complejos y al mismo tiempo es un proceso constante, y por ello hay muchas variantes de persona a persona, por lo que la forma más idónea de trabajar en tu autoestima es con una asesoría clínica personalizada. Sin embargo concluyamos en diversos efectos que podemos observar como derivación de comprender un poco más el autoestima y su funcionamiento.

Efectos del Autoestima

Los efectos de todo este proceso, se ven reflejadas en nuestra forma de actuar y de sentir. Por ejemplo una persona que se ve tiene la idea sobre sí misma como alguien que vale poco y que no es capaz de lograr sus objetivos, conductualmente sería común verle cabizbajo, triste, tratando de pasar desapercibido, sin asumir mayores retos, etc. Por el contrario quien piensa de sí mismo como alguien capaz de lograr las metas impuestas por su yo ideal, será una persona jovial, sonriente, que seguramente caminará erguido mostrando el sano orgullo de reconocer sus logros propios.

Por esta y muchas razones, algunos autores definen la autoestima como una forma de predecir el éxito o fracaso en el destino de una persona. Por ello a continuación encontrarás algunas recomendaciones que te ayudarán en todo este proceso de conocerte a tí mismo.

Recomendaciones

  • Idealmente, asistir a un programa de psicoterapia para potenciar al sí mismo o bien curar las distorsiones en la autopercepción.
  • Hazte consciente de tu diálogo interior, las cosas que te dices a ti mismo, las evaluaciones que te haces a ti mismo.
  • Hazte consciente de las emociones que evoca tu yo conocido, como ejercicio, ponte frente al espejo y date cuenta de qué emociones experimentas hacia ti mismo.
  • Mantén siempre una perspectiva realista, todos tenemos un juez interior que critica nuestros actos como buenos o malos, que puede ser en exceso punitivo o bien en exceso permisivo.
  • Ocúpate constantemente en conocerte a ti mismo, evaluar las metas de tu yo ideal y descubrir si son posibles de alcanzar y si estas son las que realmente nacen de tu ser interior o si fueron impuestas por figuras de autoridad en tu pasado.
  • Para evitar la frustración, crea proyectos y divídelos en etapas para lograr poco a poco las metas que te harán sentir autorealizado y pleno en ti mismo.
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s