Desarrollo personal, Desarrollo Personal, Psicología, Psicología de parejas

Las relaciones afectivas por Internet

Solamente espero que muy pronto podamos estar juntos, porque las horas que pasamos hablando por teléfono no son suficientes, ni tampoco los e-mails que nos mandamos . No veo el momento de poder estar con él para verlo a los ojos y decirle “te amo”, abrazarlo fuertemente y no dejarlo ir nunca.”

Las relaciones afectivas por Internet son un tema relevante por ser cada vez más comunes, entre ellas pueden diferenciarse tres tipos:

  • Relaciones puras de Internet: se dan entre personas que sostienen una relación virtual constante o eventual sin conocerse físicamente.
  • Relaciones de contacto: son sostenidas por personas que se conocieron físicamente pero utilizan el entorno virtual para mantener el contacto.
  • Interacciones de primer contacto: son las relaciones que se establecen en un medio virtual para posteriormente conocerse en persona.

Este artículo versará sobre las terceras: las interacciones de primer contacto para conocerse luego en persona. Para este fin, la manera más sencilla de comprender el fenómeno de las ciberrelaciones y las posibilidades de su curso, es compararlo con la literatura infantil que todos conocemos: Los cuentos de hadas.

 La gran plaza

El Internet, en palabras del Doctor Diego Levis,  es similar a una gran plaza: un lugar abierto, plano lleno de locales y personas donde se puede caminar libremente, cualquier cosa está al alcance de un clic.  Es en este lugar basto, amplio, emocionante y desconocido donde el protagonista de nuestra historia tiene la oportunidad de obtener duras lecciones de vida, bien sea por su inocencia o su ignorancia.

El baile de las máscaras

En esta gran plaza que le resulta atractiva, por el misterio que guarda,  se lleva a cabo un grandioso, galante y atractivo baile. En este baile de máscaras, al igual que Internet, el anonimato es la tarjeta de presentación por excelencia. Aquí el protagonista se relaciona con personas que pueden elegir cuáles aspectos de su personalidad revelan a los demás y cuales ocultar, a diferencia de la vida real en la que al conocer a alguien, se reconoce cada faceta de sí mismo puesto que su cabello, su voz, sus gestos y discurso se dejan entrever algunos aspectos de su esencia.

La noche avanza y el protagonista de este cuento se relaciona cada vez  más con esa persona misteriosa que por su atractiva máscara ha llamado su atención.  Sabe que es probable que haya cometido el error de confundir la máscara con su verdadero ser; la posibilidad de que esta persona no sea igual a la máscara que utiliza atraviesa su mente, sin embargo el sentimiento y la atracción hacia la mascara es tan fuerte que elige desoír a  su sentido común. Todo lo que el desconocido con la máscara atractiva hace, dice y comparte le parece demasiado genial para no ser verdad, sin embargo desconoce sus intenciones, su historia y su visión del futuro, pero esto no importa ya que su mente se encargará de completar la borrosa e incompleta imagen que tiene del desconocido con sus expectativas del amor ideal.

El reloj sigue avanzando, nuestro protagonista se va enamorando cada vez más de ese ser perfecto e ideal, se acerca la media noche, y no aguanta más el momento de las doce campanadas en que este baile termine, se quiten las máscaras y puedan conocerse en persona.

Las doce campanadas 

Han dado las doce campanadas, nuestro personaje protagónico le ha pedido al posible amor de su vida que se conozcan en persona, en la vida real, donde es imposible construir una máscara tan elaborada como las que pueden hacerse en Internet. En este punto hay dos cosas que pueden suceder:

  • El ser perfecto que ha conocido sabe que no es tan perfecto y por miedo, inseguridad o cualquier otra razón no le interesa salir de la plaza virtual. Pospone cada vez el momento de desenmascararse para poder tener una relación en la vida real y siempre está ocupado, tiene mucho trabajo u otras actividades. No le interesa conocer a nuestro protagonista en la realidad. Será tarea de nuestro personaje decidir continuar una relación cien por ciento virtual o terminarla.
  • Este ser perfecto del que se ha enamorado, decide que deben conocerse, obviamente nuestro personaje está al tanto de los riesgos que esto implica pues sabe que la persona de quien se ha enamorado perdidamente es un total desconocido y debajo de esa máscara que tanto le atrae pudiera haber un asaltante, un asesino, un violador, una persona casada, un anciano, alguien de un sexo distinto al de la máscara. Sin embargo existe la posibilidad de que también pueda ser el amor de su vida, y esta posibilidad basta para que decida correr el riesgo y aceptar el encuentro.

El Desenmascaramiento

Finalmente llega el día, se han puesto de acuerdo y se conocerán en un lugar público y ha avisado a sus amigos lo que hará. En este punto se plantea otra gran dificultad: el reto de trasladar todos los afectos que dirigía a una imagen mental (o a la máscara) hacia la persona a quien conocerá.

En este punto todos aquellos pequeños detalles desconocidos que la mente de nuestro personaje llenó con la voz , historia, intenciones y visión ideales  se pondrán en contraste con la verdadera persona que tendrá al enfrente. Conocerá su verdadera su voz, mirada, gestos, caminar, ademanes, vestimenta, etc. y como consecuencia pueden suceder dos cosas:

  1. Que sea muy sencillo trasladar el afecto de la máscara a la persona y vivan felices por siempre.
  2. Que la verdadera personalidad rompa la máscara en pedazos y genere una desilusión tan insoportable que nuestro protagonista no quiera saber más del que hasta ahora había sido su amor platónico.

Conclusiones

  • Internet no es bueno ni malo, es una herramienta que obedece a las necesidades de quien a ella recurre.
  • No siempre la imagen de la persona con la que interactúas encaja con lo que realmente es.
  • En el Ciberespacio cualquier persona puede ser cualquier persona.
  • Si piensas conocer a alguien en persona, siempre asegúrate de tener un plan para resguardar tu integridad física.

Recomendaciones

  • Haz un buen uso del Internet.
  • Las redes sociales son herramientas, no las culpes del éxito o fracaso de una relación.
  • Trata de ser objetivo, no te hagas falsas esperanzas.
  • Toma siempre tus precauciones (Cuidado con los perfiles falsos)
  • Trabaja en establecer relaciones de calidad con las personas que te rodean
  • Y recuerda que una relación real es mil veces mejor que una virtual.
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s