Psicología, Psicoterapia

Cosas que debes saber al ir a psicoterapia

En nuestro país es poco común asistir a terapia, sin embargo en los últimos años pareciera que la percepción acerca del psicólogo y su trabajo ha evolucionado. Ahora se valora más el servicio psicológico y este está menos rodeado de aires metafísicos y mágicos, es decir, ya no se ve al psicólogo como un mago o un místico.

Sin embargo, aún no hay una cultura de salud mental establecida en Guatemala, por lo que es necesario que sepas ciertas cosas cuando comienzas tu proceso psicoterapéutico:

  1. La terapia es un trabajo colaborativo: cuando asistes a terapia, no esperes sentarte y hacer nada. Tu tarea como paciente es explicarle al terapeuta tus sentimientos, pensamientos y conductas para que él pueda darte las herramientas necesarias y ayudarte a superar cualquier conflicto en estas áreas.
  2. La terapia no es lineal, sino un zig zag: cuando se comienza la terapia, la expectativa es recuperarse cada vez más y esto es así, sin embargo toma en cuenta que tu estado emocional no será plano, habrán semanas buenas, y semanas malas, a veces estarás muy feliz, otras irritable o triste. Todo esto es parte de la terapia y es normal, haz las evaluaciones después de más de cuatro meses de terapia.
  3. La terapia requiere tiempo: con la globalización y tecnificación de la vida cotidiana, podemos tener una pizza en 30 minutos y pagar nuestras cuentas con un clic, sin embargo los seres humanos no funcionamos así. Nuestros sentimientos deben ser vividos y nuestras creencias analizadas y esto toma tiempo, no esperes resultados en pocas sesiones.
  4. La confianza se construye: mientras más avanzas en la terapia, los temas de conversación pasan de ser supeficiales a más profundos y personales. No se espera que cuentes tus conflictos más íntimos en la primera sesión, la confianza se construye y poco a poco comenzarás a acercarte a tus áreas conflictivas.
  5. Todos tenemos resistencia al cambio: mientras más te vas acercando a ese tema que tanto te duele, tu mente se activará para protegerse evitando acercarte a ello. Esta resistencia es normal y no debes forzarte, sin embargo en muchos casos, el paciente prefiere abandonar la terapia puesto que no está dispuesto a enfrentar ese dolor.

En conclusión, la terapia es un proceso de autodescubrimiento que sirve para sanar heridas emocionales y corregir pensamientos irracionales. No debes tener miedo de asistir a un proceso terapéutico pues es un maravilloso camino hacia el autodescubrimiento y la autotransformación.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s