Adversidad, Estrés, Psicología, Sin categoría

Como manejar el estrés por la situación económica

Sin lugar a dudas la situación económica nacional y mundial se puede describir como desafiante o adversa dados los hechos económicos como el desempelo, sub empleo y la pobreza. Estas condiciones afectan de manera directa nuestra salud mental generando estrés, aprende en este artículo cuatro formas de afrontar el estrés por la situación económica.

Detente, no entres en pánico

Si bien es cierto que en los noticieros, los periódicos e incluso en las conversaciones informales se repite la idea de que la situación financiera en general es adversa, debes evitar tomar una postura pesimista que te lleve al pánico, pues el pánico te hará tomar malas decisiones. Esto no significa que debas desoír toda esta información, por el contrario es recomendable que te detengas, reconozcas tu situación financiera y elabores un plan para mejorarla. Para ello puedes consultar a un asesor financiero, en Internet hay varios bloggers especialistas en este tema que publican consejos que pueden serte muy útiles. Recuerda que tener un plan reduce tu ansiedad.

Relaciona el estrés y su consecuencia en las finanzas

Todos tenemos diferentes estresores, por ejemplo el trabajo, la familia o la economía misma. Ante estas fuentes de estrés tenemos también diferentes estrategias para enfrentarlo, por ejemplo algunos fuman, otros beben en exceso cada fin de semana, realizan compras compulsivas o comen en exceso. Cuando hayas identificado tu manera específica de afrontar el estrés, haz la relación con tus finanzas ¿Cuánto inviertes en cigarrillos? ¿Cuánto gastas cuando haces compras compulsivas?, etc. Cuando hayas identificado la relación, elabora un plan para reducir estos costos y busca formas menos caras para tu salud y economía que te permitan afrontar el estrés tales como correr, invertir en un gimnasio, en equipo de ejercicio, un taller de canto, baile, etc.

Convierte la crisis en oportunidad

Esto significa llevar a cabo un reencuadre, es decir cambiar nuestra perspectiva acerca de las situaciones. Por ejemplo si gastas mucho dinero en salir a comer los fines de semana a restaurantes que son caros, alterna entre cocinar en casa, esto podría estrechar los lazos familiares mejorando la comunicación con tus hijos, padres o pareja. Aprende un nuevo oficio, uno en el que consideres tener capacidades por ejemplo las ventas de productos o alimentos; en referencia e esta idea puedes tomar un curso en INTECAP o capacitarte en el trabajo que ya tienes. Buscar una beca es también una muy buena idea.

Busca ayuda profesional

Si sientes que tu salud mental está por colapsar, que ya no aguantas y la angustia te rebasa, es recomendable que busques la ayuda de un psicólogo colegiado activo.

En conclusión, conocer tu situación económica, establecer un plan para mejorarla e implementarlo, te ayudará a reducir el estrés asociado a esto. Recuerda que si bien “el dinero no compra la felicidad” este nos proporciona cierta seguridad al ser un satisfactor de algunas necesidades básicas.

Referencias: American Psychological Association

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s