Educación, Estrategias de aprendizaje

Como convertirte en un mejor lector

Necesitamos de la lectura en todos los ámbitos de nuestra vida. En este artículo encontrarás estrategias para favorecer tu comprensión lectora.

La lectura es considerada una competencia transversal en la educación, esto quiere decir que es una habilidad necesaria en todos los momentos de nuestra vida. Cuando vamos de compras necesitamos leer las marcas y sus etiquetas para conocer los productos, analizar si se adecuan a nuestras necesidades y tomar la decisión de comprarlos o no hacerlo. De igual manera cuando estudiamos necesitamos leer, siempre, para tener contacto con conocimientos que el profesor no sabe de memoria, también esto sucede en un trabajo donde se nos contrata para resolver diversos problemas sobre los que debemos documentarnos. Es indudable que para la vida, necesitamos saber leer.

 

Leer y comprender

La lectura es un proceso complejo, que puede dividirse en lectura mecánica y lectura comprensiva.
La lectura mecánica se fundamenta en la decodificación. Cuando tomamos contacto con un texto, lo que percibimos son símbolos escritos, es decir las letras o palabras. Estos símbolos son captados por nuestros ojos que a su vez los codifican en señales eléctricas que son enviadas al cerebro para su interpretación. Una vez en el cerebro, nuestra memoria evoca el recuerdo para saber cómo suena determinado símbolo. Por ejemplo al leer la palabra “perro” automáticamente evocamos el significado, el color, una raza y las demás características y podemos verbalizar o decir que en ese texto dice “perro”
En cambio la lectura comprensiva, que utiliza como base la lectura mecánica, tiene el agregado de utilizar procesos mentales superiores (análisis, síntesis, percepción, etc.) para llevarla a cabo. Leer comprensivamente significa captar un texto, identificar sus ideas, reconocer la intencionalidad del autor, y además posicionarse respecto a ella. De tal forma que podemos, después de leer, explicar las ideas del texto y cuestionarlas.

Leer estratégicamente

Leer estratégicamente, significa tener una intencionalidad. No es igual leer un texto porque te lo imponen en una clase, que tener una emergencia en el trabajo y tener que informarte sobre un tema que conoces poco o desconoces. En ambos casos la motivación es distinta, en la primera la motivación es poca o inexistente, mientras que en la segunda situación la motivación seguramente te hará sentir el genuino deseo por saber acerca del tema. Por tanto, podríamos decir que la lectura se transforma de una técnica mecánica a una estrategia cuando tienes un objetivo claro, una razón de por qué leerás el texto que vas a consultar.
Cualquiera que sea el caso, es siempre necesario definir por qué vas a leer un texto y según sean las necesidades que tengas, puedes aplicar cualquiera de las siguientes estrategias que te ayudarán a comprender mas fácilmente las ideas que el autor intenta explicar.

Estrategias de lectura

Lectura exploratoria: antes de comenzar a leer los capítulos del texto, explora los títulos e identifica su estructura. Encontrar esos enlaces en los puntos claves te ayudará a dar sentido al nuevo aprendizaje, facilitando su asimilación.

  1. Plantéate preguntas previas: después de descubrir la organización de las ideas del texto o su estructura, pregúntate ¿De qué podría tratar el texto? ¿Qué podría aprender de él? ¿Con qué conocimientos que ya poseo podría relacionar el tema?
  2. Monitorea tu nivel de comprensión: cuando vamos leyendo textos académicos, es común que por momentos pierdas la atención, no comprendas algunas ideas o desconozcas los conceptos. Cuando esto suceda, date cuenta inmediatamente y detén la lectura, regresa hasta la última oración en la que ibas comprendiendo bien para investigar el significado del concepto o pedir la ayuda de alguien si es necesario.
  3. Realiza oganizadores gráficos: como dije antes, encontrar una secuencia o estructura entre las ideas, te ayuda a comprender mejor un material. Para favorecer este proceso utiliza organizadores gráficos como los mapas conceptuales, mapas mentales, esquemas, tablas, etc.
Recuerda que no es lo mismo “leer” que “comprender”, en ello está la diferencia entre las personas que pueden hacerse cargo de su propio aprendizaje y las que pierden su tiempo leyendo sin comprender ni aprender. Para lograr leer estratégicamente es necesario tener clara la intención de la lectura y claro, apoyarse en algunas técnicas que favorezcan la reflexión y el aprendizaje
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s